Un pequeño tornado daba lugar este pasado jueves a menos de un kilómetro del casco urbano

Foto tomada hoy, sábado 26/10/2013
La Iglesuela sufre los efectos un nuevo tornado después de nueve años.

Este recién suceso tuvo lugar el pasado jueves 24 de octubre sobre las 18.30h, entre el Safari de Piedra y la fuente Fría, pero pocos vecinos nos enteramos de lo que estaba sucediendo a pesar de estar a tan solo un kilómetro del casco urbano. La sorpresa vendría cuando un conductor que se vio envuelto nos contara su experiencia. Comprobando su testimonio me acerqué al kilómetro 19 de la CM-5006,  cerca de la Fuente Fría -en la carretera de Navamorcuende- y para mi sorpresa pude ver los restos de ramas en la cuneta y calzada. Observando los alrededores pude apreciar los daños en los arboles, muchos de ellos tienen rasgadas  o arrancadas varias ramas, algunas de tamaño considerable y en menor medida algunos se ha derribado. Continuando por la carretera los daños se repiten hasta el Safari de Piedra. Posiblemente la interrupción de la red eléctrica, que se prolongó hasta pasada una hora, fuera causada por el tornado y la abundante lluvia. No obstante sus daños no son comparables ni por asomo del ocurrido el 20 de octubre de 2004, en el que la naturaleza y algunas construcciones del casco urbano se vieron mayormente afectadas. 

-21 de octubre de 2004, La Voz de Talavera-

Un tornado arranca medio centenar de encinas en La Iglesuela

Los vecinos de La Iglesuela siguen sin creerse lo que sucedió en este municipio toledano el pasado miércoles: un tornado causó en pocos minutos diversos destrozos dentro y fuera del casco urbano. Lo más llamativo fue que cerca de medio centenar de encinas de gran envergadura fueron arrancadas de raíz debido a la fuerza del viento.

Según ha manifestado el alcalde de La Iglesuela, Gregorio Buitrago, el suceso tuvo lugar en torno a las 8 de la mañana del miércoles 20 de Octubre, cuando algunos vecinos sintieron un fuerte viento, acompañado de abundante lluvia.
Poco después, algunos edificios del municipio se vieron afectados, sobre todo los tejados de algunas casas, que sufrieron varios desperfectos. Más grave fue lo sucedido en uno de los bares situado a la entrada de La Iglesuela, donde el viento dobló por completo la estructura metálica que cubría una terraza de verano. También fue espectacular el estado en el que quedó el vallado de la piscina municipal, arrasado por la fuerza de este tornado
Pero lo más espectacular estaba por llegar: un día después del siniestro, el propio alcalde de La Iglesuela, Gregorio Buitrago, descubrió que en una finca cercana al casco urbano había cerca de medio centenar de encinas partidas o arrancadas de cuajo. Se trata de árboles centenarios, que pueden superar los 3.000 kilos, pero que fueron destrozados por la potencia desatada de este tornado.

En La Iglesuela ni los más viejos del lugar recuerdan haber vivido un episodio semejante ya que, aunque es una zona de fuertes vientos, nunca se había producido un incidente de este calibre. Afortunadamente no hubo ninguna desgracia personal y todo se ha quedado en pérdidas materiales y, sobre todo, un buen susto.

Fuente: http://www.lavozdetalavera.com/noticia/6829/Comarca/Un-tornado-arranca-medio-centenar-de-encinas-en-La-Iglesuela.html

Lo más leido este mes

La única panaderia de La Iglesuela sin panadero y en alquiler.

Programa verano divertido y fiestas de septiembre 2017

Programa Semana Cultural La Iglesuela del Tiétar 2017

El ayuntamiento de La Iglesuela crea un novedoso servicio de pregones a través de WhatsApp.