Una fuente con historia, El Caño del Ejido en La Iglesuela.


El caño del Ejido, desde su construcción en el siglo XVIII, junto a los demás pozos que aun se conservan en las calles del pueblo, siempre ha sido muy querido entre los vecinos. El pueblo de La Iglesuela siempre se ha abastecido de sus tres chorros de los que todos los vecinos afirman que el agua era muy limpia y muy buena, que provenía desde unos manantiales por vía subterránea, situados cerca del antiguo deposito de agua. El agua saliente corría durante todo el año y discurría por un canal con pequeños abrevaderos que mide veintiséis metros de largo y llegaba a los antiguos lavaderos. En la reforma del año 1981 se taparon dos de los tres chorros de agua y sustituyeron los antiguos lavaderos por abrevaderos para los animales. El recorrido finaliza en un pequeño estanque, en total cuarenta metros de largo. En su estructura principal, en la parte superior se aprecian tres pináculos muy curiosos, en los dos laterales, por la similitud de su estructura con la iglesia, se piensa que debió haber bolas y en la central lo desconozco pues en la iglesia también faltan aunque posiblemente pudo haber una cruz. A ambos lados del canal hay una vieja calzada que, por la erosión del tiempo y el escaso mantenimiento, ha dejado de ser visible en la mayoría de su trayecto, aunque puede ser deducible casi el cien por cien del camino. Llegaba hasta el puente de piedra cercano a la caseta de teléfonos. Este caño es muy simbólico en el pueblo, pues una asociación juvenil lo tiene como logotipo. Ademas en la escuela de adultos que creó este pasado junio un periódico, le pusieron este nombre y desde hace dos años es nombre de una carrera popular. Ya son más de 10 años que el caño dejó de funcionar y debido a mi temprana edad solo lo recuerdo vagamente, aunque ansío volver a verle correr y probar el agua que los vecinos tanto elogian.

Esta publicación también se encuentra en versión impresa en la revista AGUASAL de la sierra de San Vicente. Pídela en Mesón Los Arcos 


Lo más leido este mes

Dos accidentes durante el puente en la carretera de La Adrada

Retiran la polemica caseta del puente del Tiétar, en La Iglesuela

Esta noche Iglesuela se juega el 1º puesto en el pueblo más bonito de CLM 2017

Los "Zambomberos de La Iglesuela del Tiétar".

La Iglesuela se proclama el décimo pueblo más bonito de Castilla La Mancha 2017